Coaching y psicoterapia. ¿Para qué sirve cada cosa? 3


Coaching y psicoterapia. ¿Para qué sirve cada cosa?

El Coaching se comenzó a moldear ya en la antigua Grecia, siendo su precursor Sócrates, considerado el padre de la filosofía Occidental. Una de las frases que más me ha llamado la atención en mis últimos años y que más me han hecho reflexionar hasta calarme hondo es la siguiente: Un hombre honesto es siempre un niño”. Los niños siempre se hacen preguntas acerca de lo que creen que saben, y permanecen abiertos constantemente a la posibilidad de admitir que lo que creían cierto, no lo es. Por esto Sócrates empleaba un método que promovía el diálogo entre sus discípulos para llegar al conocimiento. Conversaba con ellos y les llenaba de preguntas a fin de sacar a relucir los conocimientos que tenían dentro. Este método lo bautizó como Mayeútica, que significa “partera”, ya que él consideraba que ayudaba a dar a a luz, no a un niño, sino a la verdad que hasta ese momento había permanecido oculta.

Un Coach utiliza este método para ayudar a la persona a descubrir las respuestas que están en su interior. El trabajo del Coach es ayudar a la persona a exteriorizar esas respuestas.

Nuestra mente es el peor enemigo que tenemos, ya que los límites se crean en ella y es la causa principal de nuestros obstáculos a la hora de conseguir nuestras metas personales o profesionales.

Thomas J.Leonard fusionó conceptos empresariales, sociales, filosóficos, deportivos y espirituales, para crear un proceso que apoyara a la gente en la consecución sus metas.

El Coach ayuda a la persona a dar lo mejor de sí mismo y descubrir sus potenciales superando los límites mentales que le evitan conseguir sus sueños. Ayuda a potenciar los talentos y las destrezas de la persona.

La principal diferencia entre la terapia o psicoterapia y un coach es que éste último trabaja con personas socialmente designadas como “sanas”, sin problemas psicológicos como puedan ser la ansiedad, depresión, etc. 

En un proceso de Coaching, eres tú como cliente,  quien marca tu propio rumbo y lo vas modificando en base a las todas las cosas de las que vas siendo consciente en el momento presente. Las soluciones son propias de la persona, ya que toda solución está en el interior. todo será producto de tus propios descubrimientos. El Coach y el cliente traman un plan de acción y trabajan conjuntamente hasta resolver el asunto. El Coach es tu igual, no alguien superior a ti. 

Y no sólo esto. Hay más que debes saber.

Existen diferencias entre el propio Coaching. Para mi la diferencia a destacar es hasta donde se amplía el campo de trabajo del Coach. 

Como Coach Holístico, comencé en este mundo como Coach personal, trabajando con herramientas de Programación Neurolingüistica e Inteligencia Emocional, la motivación, el reconocimiento de los límites de la mente o pensamientos limitantes, creencias inconscientes ya obsoletas, el desaprender para aprender lo nuevo y la necesaria gestión del tiempo. Pero me faltaban cosas. Algo muy fundamental del que el campo del Coaching en el que me había formado, carecía: Lo espiritual, la Conciencia y la presencia atenta o atención plena en el momento presente. 

El Coach Holístico es precisamente Holístico porque trabaja con el TODO de la persona. Lo principal de la persona es su Esencia, y para ello es necesario una desconexión con el ego y una conexión con lo que verdaderamente es. 

El Coaching tiene también sus raíces en la psicología humanista, centrada en la dignidad de la persona y su valor intrínseco.  Si a esto le añadimos la herramienta del Mindfulness para ser conscientes del momento presente y no dejarnos embaucar por los pensamientos de pasado y futuro, el proceso se convierte en toda una aventura de aprendizaje y descubrimiento increíble.

Para completar el campo del Coaching holístico, el trato hacia el crecimiento espiritual de la persona y su conexión con lo que Es en verdad. Soltar el ego formado por programaciones mentales para conocer el Yo Real, desde el que todo es posible.

En la terapia, la persona viene con un problema, normalmente de índole mental, con malestar psicológico. (Para mí no son enfermos). Y dependiendo del tipo de terapia, la persona aborda el problema descubriendo el origen en el pasado, normalmente, guiándole (no diciéndole lo que tiene que hacer), sino aconsejando pautas para reducir los síntomas hasta que el conflicto se disuelve mediante trabajos conductuales-cognitivos, la terapia sistemática, psicoanalítica, humanista o transpersonal, entre otras.

Mi trabajo en terapia la realizo con la psicoterapia y psicología transpersonal. Por mi experiencia, las personas sufrimos por motivos mentales, más que por los acontecimientos, y este “sufrimiento añadido” es debido a la desconexión que tenemos de nuestra esencia y a la carga de un ego que no nos permite ser lo que en realidad somos, ya que está basado en experiencias y creencias pasadas que ya no nos sirven para nada. 

La falta de presencia en el momento presente nos hace vivir una irrealidad continua, pues si no estamos en el momento presente estamos embarcados en pensamientos que no están sucediendo en el momento de aquí y ahora. 

Rebeca Rodríguez

Coach Holística de Vida y terapeuta transpersonal

Un curso de milagros

             Recordar lo que eres.
     Recordar la verdad y vivir desde ello.

Comparte en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios en “Coaching y psicoterapia. ¿Para qué sirve cada cosa?